Reportaje publicado en octubre de 2011

66 años de la anexión a Madrid

El reloj del Ayuntamiento de Vicálvaro marcaba las 10 y media en punto del 20 de octubre de 1951. Aparentemente, todo seguía igual en el pequeño y tranquilo pueblo. Nada había cambiado con respecto al minuto anterior. La cotidianeidad se adueñaba un día más de la vida de los vicalvareños. Pero tras esa rutina aparente, dentro del Ayuntamiento, se producía en ese mismo instante la firma de la anexión del municipio de Vicálvaro a Madrid.

Desde ese mismo momento, desde la firma de la anexión, comenzaba el principio de un proceso irreversible de pérdida de identidad e independencia municipal. Vicálvaro pasó, así, a formar parte del gran Madrid que la dictadura diseñaba sobre plano y que engulló a 13 pequeños vecinos de alrededor. Junto con Vicálvaro, 12 municipios limítrofes más (Chamartín de la Rosa, Carabanchel Alto, Carabanchel Bajo, Canillas, Canillejas, Hortaleza, Barajas, Vallecas, El Pardo, Fuencarral, Aravaca y Villaverde) fueron anexionados a la capital, quedando conformado el territorio de la ciudad de Madrid que conocemos hoy en día.

Antiguo ayuntamiento de Vicálvaro (Imagen: Vicus Albus)
Antiguo ayuntamiento de Vicálvaro (Imagen: Vicus Albus)

Primero anexión parcial

 

Pero antes de la anexión de 1951, hubo un largo proceso previo de estudio en el que se evaluó en qué forma debía realizarse la anexión de Vicálvaro y el resto de municipios. En un principio se barajó la idea de realizar una anexión parcial, es decir, anexionar los terrenos más cercanos a Madrid (barriadas de Ventas y Pueblo Nuevo, que entonces eran parte de Vicálvaro) y dejar el resto de terreno más rural y la zona del casco antiguo como parte de un municipio vicalvareño más reducido en tamaño, pero independiente.

 

Finalmente, se optó por anexionar el municipio en su totalidad. Aunque sí que se realizó en dos etapas. Primero fue la zona que ocupa actualmente el cementerio de la Almudena. Desde 1.878 hasta 1.910 se efectuaron los trámites de  expropiación para la construcción de dicho cementerio en tierras vicalvareñas. Así, nuestro pueblo pierde los terrenos de La Elipa y Las Ventas del Espíritu Santo.

 

A pesar de este arrebatamiento de tierras, la capital no vio saciada su sed de expansión. Madrid se comportaba en aquellos años como un animal devorador de espacio sin urbanizar. Así, después de la Guerra Civil y una vez comenzada la reconstrucción de la capital del Estado, se empieza a diseñar el proceso definitivo de anexión de tierras necesario para que Madrid se conviertiera en una gran capital con millones de habitantes y que diera cobijo a los cientos de miles de inmigrantes que en esa época llegaron a la ciudad en busca de trabajo procedentes de otras regiones españolas.

 

La anexión

Vista aérea del casco antiguo (Vicus Albus)
Vista aérea del casco antiguo (Vicus Albus)

En los años previos a la Guerra Civil Española y después de la misma, surgieron en el término municipal barriadas alejadas del casco urbano de Vicálvaro, pero cercanas a Madrid. En esta época, se forman los núcleos de Las Ventas, Moratalaz, Pueblo Nuevo, Barrio de Bilbao o El Carmen. Algunos llegaron a contar con alcalde propio dependientes, eso sí, del alcalde de Vicálvaro. Eran núcleos de población de carácter urbano y de los que el centro del pueblo quedaba bastante alejado y, en ocasiones, el Ayuntamiento de Vicálvaro se veía imposibilitado para ofrecer todos los servicios que demandaban estas nuevas zonas.

 

Casi un año antes de producirse la anexión, el 10 de noviembre de 1950, el Ministerio de la Gobernación aprobó el decreto de anexión y una orden ministerial aprobó las bases el 22 de diciembre. El proceso era inminente desde ese momento y tardaría menos de un año en hacerse efectivo.

Jesús Díaz Montero, último alcalde de Vicálvaro
Jesús Díaz Montero, último alcalde de Vicálvaro

Meses antes de producirse la anexión, en agosto de 1951, Jesús Díaz Montero, el último alcalde de Vicálvaro pronunciaba estas palabras: "Nuestro municipio, nacido hace muchos años, con su propia historia, en pleno florecimiento, actividad y pujanza se ve sorprendido con su definitiva desaparición, debido sin duda a la principal causa que le elevó (...) su situación geográfica que le encumbró, hace imposible su continuidad muriendo en definitiva, pues esto es lo que significa su anexión a la gran urbe (...). en realidad aquí debía terminar casi nuestra histórica misión, más permitidme unas palabras (...). Vicálvaro perdurará, será de manera distinta, claro es, a la actual, pero Vicálvaro con sus fábricas, su cuartel, su magnífica casa consitorial enclavada en las entrañas del casco de esta villa y su ventajosa situación, perdurará, repito; y cuando la madre que hoy la reclama a su lado le dedique la especial atención, le veremos alegre y hermoso, como si quisiera demostrarle al que le adopta que aunque pierde su personalidad que supo elegir, en forma alguna le representa una carga."

 

Finalmente fue el 20 de octubre de 1951, cuando se produjo la firma y Vicálvaro desapareció como municipio independiente para desdibujarse dentro de la ciudad de Madrid. Primero formando parte del distrito de Vallecas, más tarde de Moratalaz y, finalmente, en los años 80 formando un distrito propio. Vicálvaro aportó a Madrid 45,6 kilómetros cuadrados y 22.898 habitantes.

 

Ricardo Blanco

(Artículo elaborado con la ayuda de la Asociación Vicus Albus y el libro Proceso de anexión de los municipios limítrofes a Madrid de Antonio García Martín.)

 

Enlaces relacionados:

 

Vicálvaro, cinco décadas de anexión a Madrid. El País. 20-10-2001

 

Todavía con cierto sabor a pueblo. 20 Minutos. 17-01-2006

 

El Padrón de 1960. Vicus Albus

Escribir comentario

Comentarios: 6
  • #1

    Antonio Vicálvaro (lunes, 17 octubre 2011 11:10)

    Estoy totalmente en contra de la anexión. Deberíamos ser independienetes.

  • #2

    VicálvaroEnCastilla (lunes, 17 octubre 2011 18:10)

    Precioso artículo sobre nuestra historia, ojalá volvamos algún día a ser un pueblo independiente.

  • #3

    marz (domingo, 20 octubre 2013 22:00)

    La pena es que tiraran el precioso ayuntamiento antiguo, para hacer ese pedazo de monstruosidad de la junta municipal.

  • #4

    Carmen (martes, 22 octubre 2013 08:11)


    Carmen Vicálvaro
    Tiraron el antiguo Ayuntamiento porque era mas barato tirarlo que arreglarlo, tenia la escalera de mármol de una sola pieza. No se valoró nada, ojala siguieramos siendo pueblo, otro gallo nos cantara.
    La nueva junta municipal no puede ser mas fea,(pero es lo que hay.
    O lo que nos merecemos por no haber luchado por ello.

  • #5

    LUIS-CANCAN (martes, 15 abril 2014 01:05)

    TORRALBA FUERA

  • #6

    pepe (lunes, 20 octubre 2014 12:51)

    Luis perro perro eres ton-to